Seguidores

viernes, 18 de mayo de 2012

Irena Sendler


Mi nombre es Irena, aunque se me conoció como el "ángel del Gueto de Varsovia". Nací un 15 de febrero de 1910 y tengo que decir a mi favor, que viví una vida muy larga. Me fui  a la edad de 98 años.

Os voy a contar mi vida pues podéis sacar de ella algún que otro dato de interés. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, yo era enfermera en Varsovia, donde trabajaba muchas horas para aliviar el dolor de los enfermos.Mi profesión me apasionaba. Me gustaba ayudar y sentirme útil. La generosidad no tiene límites cuándo ves que ayudas al projimo...cuándo ves que alivias el dolor ajeno...

Cuándo en el año 1942 los nazis, crearon un gueto, horrorizada por las condiciones en que se vivía allí, me uní al consejo de ayuda a los judíos, llamado Zegota. Cuando caminaba por las calles del gueto, para pasar desapercibida solía llevar un brazalete con la Estrella de David, a pesar de no ser judía. Era una forma, de no llamar demasiado la atención y pasar desapercibida.

Pronto comencé a ponerme en contacto con las familias para ofrecerles sacar a sus hijos del Gueto sin ninguna garantía de éxito. Fueron los momentos más duros de mi vida. Enfrentarme a las caras de esos padres, horrorizadas, entregándome a sus hijos sin saber su destino y sin saber si los volverían a ver. Esos momentos están grabados en mis retinas y durante muchos años me quitaron el sueño. Esta gente me entregaba a sus hijos con plena confianza...sin embargo yo no estaba segura de poder sacarlos de ese horror a pesar de mis ganas de ayudar.

A lo largo del año y medio hasta la evacuación del Gueto, conseguí rescatar a unos 2,500 niños. Fue una labor muy dura y estresante. Los sacábamos en las ambulancias, simulando ser víctimas del tifus. Pronto comencé a urdir todo tipo de ideas para poder sacar a los niños del infierno.

No me conformaba con sacarlos del Gueto, quería que no perdieran su identidad y que en algún momento de sus vidas pudieran reunirse con sus familiares, por lo que ideé un archivo con todos los datos de los niños que escondía en unos frascos de cristal en el jardín de una vecina.

Los nazis pronto se enteraron de mis artimañas para sacar a los niños con vida  y en el año 1943 fui detenida por la Gestapo donde fui brutalmente torturada.Fué tal la violencia de sus torturas, que quedé el resto de mi vida postrada en una silla de ruedas. Fui condenada a muerte, pero los miembros de Zegota, consiguieron detener la ejecución, sobornando a los nazis. Seguí trabajando con una identidad falsa.

Cuando terminó la Guerra, le entregué los frascos con las listas, el Doctor Adolfo Berman, que era el presidente del Comité de salvamento de los judios supervivientes. La mayor parte de las familias de los niños habían muerto.

Los niños me conocían por el nombre de "Jolanta". Un año, me dieron un premio por labores realizadas durante la Segunda Guerra Mundial, aunque yo siempre oculté mi pasado, no quería alardear de algo que para mí era tan solo algo justo. Pero al hacerme la foto, el fotógrafo me reconoció como la mujer que lo había salvado del Gueto y ahí comenzó mi fama. Comencé a recibir llamadas de niños a los que había salvado y pensaban que estaba muerta. Fué el comienzo de mi "fama"

Unos niños de EEUU, haciendo un trabajo para el colegio, dieron conmigo, y después de buscar mi tumba por todas partes, llegaron a la conclusión de que estaba viva. Mi historia fue  proclamada a los siete vientos por estos jóvenes que también lograron sacarme del anonimato.

Fui una más de los muchos alemanes que intentamos ayudar a los judíos, no nos tachen a todos de ser iguales. Arriesgamos nuestras vidas por un mundo mejor, y en parte, creo que lo logramos.

Mis últimos años los pase en un asilo de Varsovia, donde nunca me faltaban flores en mi mesilla. Era el agradecimiento de las personas de todo el mundo por la labor que yo había realizado.


Disculpar mi ausencia pero...mis padres me ocupan todo el día, soy incapaz de escribir nada, esto lo tenía escrito desde hace tiempo,fué una historia que publico Javier Tellagorri en su blog, habló de esta mujer y me cautivó su valentía e hice este relato. Os pido mil disculpas por mi ausencia, iré subiendo relatos que ya están escritos pero cuándo se terminen.....
Quiero pasar por los vuestros pero...no puedo,realmente no puedo, no tengo tiempo y el poco del que dispongo necesito descansar.Milllllll besitos a todos, no sabeis las ganas que tengo de pasarme por vuestros blogs y leeros....os echo tantooooooooo de menos................

“No se plantan semillas de comida. Se plantan semillas de bondades.
Traten de hacer un círculo de bondades, éstas las rodearán y las harán crecer más y más”.

Irena Sendle


16 comentarios:

  1. Conocia ya la historia de esta gran mujer llamada Irena Sendle, pero al leerla de nuevo me ha emocionado tanto o más que la primera vez que la leí y me la imaginaba, ya siendo anciana, recibiendo esas flores de agradecimiento por las semillas de bondad que plantó.

    Tambien se te echa de menos, pero lo primero es lo primero y tus padres te necesitan así como tu necesitas cuidar de ellos.Para ellos será una gran alegría ver la dedicacion y cuidados que su hija les depara.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hay gente que es buena por naturaleza, capaz de dar la vida por los demás, independientemente de la nacionalidad o credo que tengan, su corazón no es capaz de albergar odio ni malicia, y sólo piensan que a la injusticia hay que ponerle freno.

    Cuidate mucho mi niña... y atiende a tus padres, tu corazón en inmenso, y aunque no estés por estos lares, no te creas que nos olvidamos de ti.
    Personalmente yo tampoco estoy en el blog desde ni se sabe, es que no tengo ni tiempo.
    Hoy me tomé una licencia y vine a dejarte un abrazo!!

    y un besazo, mediterráneo, claro, aunque sea desde Girona.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Midala, es de agradecer y una gran consideración para con tus admiradores que sigas en la brecha a pesar de tus dificultades. Todos, estoy segura, entendemos tu ausencia y lo que deseamos es que pronto puedas volver por aquí con normalidad. Tu relato es precioso. Si no hubiera personas así en el mundo ¿cómo seguir creyendo en el ser humano? Ellas compensan toda la maldad que nos rodea y nos dan un atisbo de esperanza.
    Un beso muy muy fuerte y hasta que puedas volver por aquí.

    ResponderEliminar
  4. Conocía la historia, te reconcilia con el mundo saber que hay gente así.
    Tú descansa y recupera fuerzas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Midala, no te preocupes, si ahora te ves ocupada y no tienes tiempo, hay épocas para todo, tus padres son lo mas importante ¿no crees? espero que estén bien y que tu ánimo no decaiga, disfruta de tiempo libre del que dispongas y ya habrá tiempo...

    Un beso grande!!!

    pd: la historia es dura y esperanzadora, hemos escuchado tantas historias similares, solo deseo que nunca mas se tenga que vivir cosas como las que vivió la protagonista de esta historia.

    Otro Besote :)

    ResponderEliminar
  6. No te quites ningún mérito, Midala, y una vez más lo has hecho muy bien en tu redacción de relatos.

    Ese trasfondo de tus ocupaciones familiares te está agotando demasiado. Que pronto salgas de ese tunel y con bien.

    Un abrazo muy cariñoso, Midalita.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por tan intensa historia.Me conmovió.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Siempre hay un ángel en todas partes.

    Niña, tranquila, los papis es lo primero, nosotros sabemos esperar. Mucho ánimo y energía y millones de besosssss!!1

    ResponderEliminar
  9. Hola, Midala:

    Personas como ella son ángeles enviados por Dios a vivir en este mundo con la única misión de servir y hacer el bien, son verdaderos ejemplos de vida.

    Ojalá pronto puedas superar tus dificultades, ánimo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por pasar por mi blog, hermosa historia relataste, todavia hay angeles en este mundo. Saludos y me quedo.

    ResponderEliminar
  11. Es importante mantenerse fuerte ante la adversidad...

    Saludos
    Mark de Zabaleta
    P.S: Desconozco la razón, pero Google me clasifica como Spam y no me deja publicar en ningún foro...

    ResponderEliminar
  12. !!Hola,midala!!
    Precioso relato.Estas buenas personas hacen q el mundo este copleto.

    Cuidate mucho y atiende a tu familia,animo y muchos besitos ,midala

    ResponderEliminar
  13. No conocía la historia, me gusto tu relato.
    Y gracias por acercarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A mí también me ha conmovido.
    No te preocupes por comentar blogs.
    Lo primero es lo primero.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por preocuparte por mi, me haces sentir tu niña bonita jaja!!
    Descansa, yo también lo haré,Llego a Argentina el viernes a las 3 de la tarde, luego hasta Córdoba donde voy a vivir con una buena amiga.
    Nos veremos ya más descansadas
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  16. Conocía la historia. Pero siempre le das ese toque tuyo que me alegra la vista cuando te leo.
    Cuídate,y regresa cuando puedas.
    Aquí esperándote estaremos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!