Seguidores

domingo, 5 de agosto de 2012

EL último tango en la UVI

Era toda penumbra y frialdad, cloroformo y silencio...el olor a enfermedad se paseaba por la sala a sus anchas.  Poco a poco sabía que iba a dejar paso de nuevo, a la vida que estaba acostumbrada a vivir. Sabía que era cuestión de tiempo y en mi mano estaba el que fuera menos del que todos esperaban. La suerte también influía y mucho…pero yo estaba poniendotodas mis armas sobre la mesa para que todo volviera a ser como antes, para que mis energías regresaran de nuevo a mi cuerpo y pudiera volver a reemprender mi vida…a volver a pelearme con mis hijos y a encerrar a mi perro y gritarle como si de un hijo mas se tratara. Esa era mi vida, por la que yo estaba luchando…y una jugarreta del destino me había llevado a jugar en el columpio de la vida y la muerte. Me balanceaba entre las dos como si fuera yo dueña de ella…y en realidad...la vida no nos pertenece...nos puede ser arrebatada en cualquier momento....cuando menos lo esperamos...cuando menos lo presentimos....La vida es como un juego donde toca siempre jugar...unas veces se gana...otras se pierde...pero siempre tenemos que jugar.

Esa noche la vi llegar. Vestía de negro para la ocasión...silenciosa...sabedora del miedo que inspira que a su vez la hace a ella más y más fuerte .De pronto, noté que el mundo en el que yo vivía se estaba escapando de mis manos y emprendía un camino hacia la nada. Las pocas fuerzas que tenía se estaban evaporando de mi cuerpo y mi respiración se hacía agitada. Peleaba por mi vida y por seguir en ella. Necesitaba seguir en este mundo, tenía hijos y no podía hacerles esta jugarreta. Me necesitaban, yo tenía que estar a su lado cuando crecieran y tenía que presenciar sus bodas, tenía que bautizar a mis nietos y aún tenía mucha vida por delanbte .Los médicos se esforzaban dandome masajes cardíacos, mientras la muerte baila un tango a nuestro alrededor....buscaba pareja para el baile más sensual que jamás existió y aunque todos queríamos bailar...la pareja no era la adecuada. Todos nos revelamos contra su voluntad y luchábamos por no ser los elegidos. Yo pensaba en mis hijos y seguramente el abuelito que tenía a mi lado pensaba en su vida y en arañar aún unos cuantos años para poder seguir tomando chatos con sus amigos y aspirando el olor de esos pitillos prohibidos para él...todos estábamos emprendiendo una lucha encarnizada por sobrevivir. Nadie quiere irse a ninguna parte y dejar a nuestras familias….nuestros amigos…¡¡nuestra vida!!.

Se oyeron unos fuertes lamentos que provenían del fondo de la UVI, era la joven que había entrado por un accidente de tráfico. Sollozaba de dolor y angustia y al igual que todos, veía la danza de la muerte a su alrededor. Pasaba de uno a otro dejando un alo de tristeza y angustia para volver a pasar de nuevo y volvernos a provocar el miedo más angustioso que se pueda tener.  Ella quería apoderarse de nosotros y llevarnos a su territorio y todos luchábamos por quedarnos en esa UVI fría pero llena de vida.

Oímos la música y vimos bailar el tango, ella de negro riguroso y su pareja muy pálida....temblorosa....angustiada...Ella se esmeraba en su ritmo sabedora de su batalla ganada, se había llevado a otro más a su territorio. Sus movimientos eran por momentos lascivos y provocadores.... Recorría su mirada entre todo nosotros para saber si podía llevarse a alguien más, pero todos luchabamos con fuerza por permancer en nuestra cama, ante la atenta mirada de la muerte que se contoneaba abruptamente delante de nosotros.

Fueron unas horas llenas de angustias para todos, donde todos luchamos por no abandonar el mundo. Pero ella se había paseado a nuestro alrededor, y la persona con menos fuerzas para luchar...la persona más enferma....esa es la que había bailado el tango con ella. Era el último tango que bailaba y sería con la muerte como pareja. Yo me había librado por los pelos esta vez...seguía en la UVI por la mañana temprano. Cuándo abrí los ojos...me di cuenta de que había luchado y había ganado. Esta vez...había ganado. Pegada a la ventana....vi una cama vacía....era la de la joven que había ingresado con un accidente de tráfico. Ella había sido la que por la noche, en el medio de las sombras...vinos bailar y gemir....fue la que vimos emprender el viaje hacia la nada....hoy le había tocado a ella....mañana podíamos ser cualquiera de nosotros.....

Dedicado a Zorrote que aún está con el susto en el cuerpo.

21 comentarios:

  1. Muy bien, Candelita. Todo esto debió de ver y pensar el pobre Don Robert hace unos pocos días en su propia cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Candelita?????Ya quisiera ser Candelita y tener su inteligencia!!!!!!Por ahora...sigo siendo Midalita...:(:(

      Eliminar
    2. DISCULPA DOÑA MIDALA
      Ha sido una coladura total porque me dirigía a tí y se me han cruzado los cables de nombres. Pero tu sigues siendo la niña bonita de la blogoesfera y de un sevidor, que besa su mano y pies.

      Eliminar
    3. Disculpado don Tella. Usted sabe que le disculpo todo!Me doy por requetebesaaaaaaadaaaaaa y requetequerida por todos vosotros, eso si que es bien cierto!!!Mil besitos!

      Eliminar
    4. ¡Ahá! ¡Os pillé...! Que me parto xD....

      Muchas gracias Midalita, maja. Del Don ya me vengaré por el "ataque de cuernos" que llevo encima.

      Ay, lo que me he podido reir...

      Un besito maja y ya, de paso, aquí me quedo.
      ;)

      Eliminar
    5. Metele caña Candela que al señor le va!!!!!!:):)Como vés.... hablabamos bien de tí es másssss te elogiabamos jajajajjajajaj.Millllll besitos Candela me encantóoooo que nos pillaras en estos menesteres y que aquí te quedes!!!!!

      Eliminar
  2. Sólo cabe un comentario: Magistral !

    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mark, quizás no tenga tanto mérito porque una vez que lo vives...es más facil describirlo!!!Ahí esta el truco jajajjajajaja.Milllll besitos y mil gracias por tus palabras

      Eliminar
  3. Qué tétrica te has puesto! En el otro lado no se sufre, habrá que mirarlo así, no? Me alegro que Zorrote esté mejor. Cántale el la,la,la,la, jajajaja.

    Besotesss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhh nena no se si se sufre al otro lado...se lo que se sufre a este jajjajajajjja. Hasta ahíiii no llegué, me quede a las puertas y no quise bailar el tango, la verdad es que....muy guapo de negro...pero sus manos eran frias como el hielo y su aliento nauseabundo.No quise bailar con él, le dí plantón:):):) y zorrete hizo lo mismo, muy mona la chica pero no valia la pena el baile.Milllll besitos ion

      Eliminar
  4. Muchas gracias midala, como comprenderás lo relatas tan bien que no he podido dejar de emocionarme. Tú y yo sabemos que es así, que la de "negro" anda por ahí tirando de los talones de unos y otros para ver donde encuentra menos resistencia y cuando encuentra poca jala con fuerza y te saca a bailar el último baile.
    Saluditos y otra vez gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zorrete hoy no dejo de pensar en ti y en como te sentiras pero...los días iran pasando...te encontraras mejor y poco a poco irás olvidandote de todo ya lo verás.Pero no olvides nunca lo esencial, la sustancia de todo, y es que somos unos privilegiados, ese baile lo dejamos para otros y nosotros seguimos a lo nuestro. Ahora nuestra obligación es vivir, vivir y ser muyyyyyyyyyyyyyy felicesssssssssssssssss, no lo olvides nunca porfa.Milll besazos y muuuucho animo y por supuesto...aqui me tienes!

      Eliminar
  5. Estupendo relato Midala y me alegro por Zorrete a quien no conozco, que no bailo el ultimo tango
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Por desgracia la de negro hace horas extraordinarias, y casi nunca se va de vacio, siempre se nos lleva a quienes queremos...zorrete al menos lo puede contar...un besote y muchas felicidades por este post que me ha gustado por lo bien escrito.

    ResponderEliminar
  7. Midala, antes de leer el relato, solo el título ya me ha atraído como un imán. Voy a ver qué nos cuentas bajo ese título tan sugerente. Pues el relato está a la altura de su título. Estupendo relato. Imaginativo y bien contado. A pesar de tema que podría ser dramático ese tango de la muerte lo hace más ligero. Destaco especialmente la imagen del "columpio entre la vida y la muerte" es muy bonita y original. Un relato realmente logrado. Enhorabuena, Midala. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. La muerte se suele mantener siempre a cierta distancia, pero si por un descuido le vemos la jeta solemos cagarnos en los pantalones. Pocos valientes le hablan de tú a tú. Buen relato Midala. Un abrazo, y perdona que no venga más a menudo

    ResponderEliminar
  9. gran narración mujer, de climas, y me fuiste llevando por esta agonía. Me alegra el final "feliz" aunque para otros no tanto.
    Como bien dijiste, abrazar la felicidad

    ResponderEliminar
  10. No descansa, en la UVI se la puede ver a menudo, pero transita por todas partes, a veces nos visita por sorpresa.

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besoss

    ResponderEliminar
  12. Espero que cuando venga a buscarme sea durmiendo y por bulerías.
    Besos.

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!