Seguidores

viernes, 3 de agosto de 2012

Linda mañana


Celia, se puso el delantal. Era lo hora de abrir su tienda. Tenía una tienda de alimentación, muy pequeñita, en el centro del pueblo. Le había puesto  su nombre y el de su marido Celia y Paco. Había sido la herencia que le había dejado su madre, y ella procuraba tenerla siempre limpia y al día con sus productos. Pensaba sacar adelante la tienda al igual que lo había hecho sus padres. Habían trabajado las 24 horas del día, pues por la noche si alguien necesitaba algo solo tenían que llamar a la puerta y sus padres, siempre atentos con los clientes, abrían la puerta y les atendían. Ella seguía sus pasos, la habían enseñado bien. Se miró en el espejo, se puso el moño tirante y arregló las pocas arrugas que su vestido tenía, colocó bien las medias y miró sus zapatos. Todo en orden. Ahora iría a buscar a Paco para abrir la tienda. Pero antes, miró para todas partes y cuándo vio que realmente estaba sola, levanto un azulejo que estaba detrás de una alacena. Allí estaba su gran secreto. Miró dentro y vio que todo estaba en orden. Volvió a cerrar el azulejo y corrió de nuevo la alacena. ! Ya estaba todo listo!

Paco, sabía que su mujer tramaba algo, pero no era capaz de saber de qué demonios se trataba. A él lo ponía en la caja toda la mañana, cobrando y cobrando, y ella daba vueltas y atendía a la clientela. El peso de toda la tienda, era cierto que lo llevaba ella. El solo hacía cobrar y cobrar...sentado en su silla  y esperando a que entrara el siguiente cliente para charlar sobre el tiempo o sobre la campana de la Iglesia que se había estropeado. Celia no paraba en todo el día y de cuándo en cuándo se acercaba a él y le daba un beso cariñoso en la frente.

- ¿Todo bien mi amor?-

- Sí Celia, todo bien, deja de preocuparte por mí y preocúpate de los clientes.- Le reñía Paco cariñosamente

La mañana fue muy concurrida y pasó mucha gente por la tienda. Vendieron varios quesos y hasta un jamón. Era verano y se notaba el aumento de clientela. Venían los hijos de la gente del pueblo...los nietos...los sobrinos...el pueblo se llenaba de colorido y gente nueva que compraban en su tiendecita Celia y Paco.

A la hora de comer, Celia se acerco a Paco, estaba sentado en una silla de rueditas pequeñas. Ella le dio un beso cariñoso y empujó la silla con Paco hacia el comedor. La arrimó  a la mesa para que pudieran comer mientras no había gente en la tienda. Celia le había preparado su comida preferida. Salmonetes con patatas fritas, ensalada y un vaso de vino tinto. Hoy sería un día especial. Seguro que estaba contenta porque habían realizado una buena caja.

Celia se acercó a la alacena, la corrió y sacó el azulejo. De ahí sacó un sobre grande, muy abultado. Paco la miraba extrañado y en el fondo con algo de miedo por lo que iba a acontecer. Se estaba imaginando que Celia le iba a pedir el divorcio. Eso era el sobre. Seguro.

- Paco, mis padres, me enseñaron que si vas ahorrando euro a euro, hoy uno y mañana 5, poco a poco irás haciendo un peto importante. Yo, ya lo tengo. Ya hice mi peto. Hace semanas que lo terminé, y ahora, solo estoy esperando, a que te manden la silla de ruedas que te pedí. No puedes seguir en esa silla que nos dio Don José, qué la usaba su hijo para el ordenador, tú, te mereces una silla de ruedas en condiciones y hoy por la tarde, la tendrás en la tienda, detrás de la caja, para que cobres cómodamente y te puedas mover libremente.-

Paco no salía de su asombro. Esperaba todo menos eso. Realmente Celia era lo mejor que le había pasado.
Lloró de alegría abrazado a su mujer. ¡Por fin tendría una silla de ruedas en condiciones!


Cuida de tu familia, porque es lo mejor que tienes.

11 comentarios:

  1. Hermoso relato, dentro de la tristeza de la discapacidad de Paco
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola midala, veo que tienes problemas surgidos seguramente al cambiar la dirección de tu blog o personalizar el dominio.
    Entra en la ayuda de blogger, puedes hacer varias cosas, como por ejemplo ir a la pestaña de blogs y ver si aparece la de "Blogs eliminados", si aparece puedes darle a restablecer blog. Restableces el blog de relatos cortos y tienes varias opciones, seguir con el blog metiendo las entradas de ponerunaqueja.blogspot.com.es o bien volver a intentar cambiar la url del blog. Si cambias el dominio tienes que configurar bien el DNS.
    Lo mejor es que entres a la ayuda de blogger o les mandes un mensaje para que te ayuden.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias zorrete!lo arreglé ya.No me digas lo que hice ni como lo solucioné pero me dió muuuucho follón eso si lo sé.Sí, quise cambiar la dirección del blog y ahí vino el follón porque cuándo quise recular ya era tarde.Leido tú post...solo mandarte muuuuchos besitos y muuuucho animo fuerza y...ver las cosas con optimismo...

      Eliminar
  3. Un relato muy enternecedor...donde el amor brilla a raudales...me ha encantado...un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Todo muy bien relatado pero hasta el momento no hay intríngulis en tu cuento realista. Imagino que seguirá.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Midala. Veo que has solucionado tus problemas con el blog. Me alegro porque estaba sufriendo pensando que pudieras perder todo lo que tienes aquí.
    El relato es muy tierno. Es maravilloso ver parejas mayores que siguen teniéndose el cariño y el respeto de esta que nos muestras. Ya quisieran muchos...
    Besos, bonita, y sigue ahí que nos haces mucha falta.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito!!!
    Cuando ves esa clase de detalles descubres que en las personas sigue habiendo amor y buenos sentimientos.

    Tener cuidados con las personas de tu entorno engrandece nuestro espíritu.

    Mil Besos :)

    ResponderEliminar
  7. Buenoooo, la silla es para todo el día, no sólo para cobrar más cómodamente, es por y para su bien, no para el de ella, anda queeee...

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Un relato intimista, rebosante de ternura e intensidad emocional.

    Muy bueno, Midala.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Un magnífico realato que sabe mantener nuestro interés hasta el último párrafo...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  10. Que lo ves mal? No me asustes! que ahora está Milú de vacas...voy a poner el caldero mágico ahora mismo...ya me tiemblan las canillas y tó...

    Besotesss!!

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!