Seguidores

domingo, 16 de diciembre de 2012

Señales I Parte


“Si yo creyera en el más allá, hubiese percibido esos pequeños detalles como que alguien me quería decir algo. Alguien del más alla.Si hubiese creído en la otra vida, me habría dado cuenta de que eran señales....señales de que me avisan de que no todo había sido como yo pensaba.

Me llamo Ariel y esto me ocurrió a mí.

Soy periodista y tengo 34 años. La vida me va igual que a todos vosotros, unas veces mejor y otras peor, pero por ahora voy manteniendo mi trabajo. Vivo en un piso compartido. Mi compañera se llama Uxia, una médico de 30 años muy atractiva. Hasta ahí todo iba bien. Cada uno de nosotros íbamos a nuestros trabajos y estábamos todo el día trabajando y  por las noches, era cuándo cambiábamos algunas palabras sobre nuestro día.Uxía llevaba una temporada en baja forma y a mi me preocupaba verla tan callada y triste, pero ella decía que no era nada, que no me preocupara.  Una noche, llegó a casa muy alterada. Yo acababa de llegar de la redacción y estaba muy cansado. Nada más verla entrar supe que algo le pasaba y ella me dijo que pronto me daría un artículo para mi sección. Yo me reí de ella y le dije si iba a lograr que me dieran un pulicher y ella sonrió y me dijo "tiempo al tiempo”. Quise alargar un poco la conversación, pero ella estaba cabizbaja y se enfrascó con unos papeles y me pidió que por favor no la interrumpiera. Habló por teléfono con alguien y yo me fui a la cama pronto. Al día siguiente me esperaba un día duro.

Esa noche, Uxía salió a comprar tabaco a media noche y nunca más regreso. La atracaron, para robarle el dinero del tabaco y su cadena del cuello. Fue lo único que pudieron llevarse, pero junto a eso se llevaron la vida de mi amiga Uxía.

Fueron unos días de tristeza y angustia que prefiero no recordar.  Entre ella y no  había nada más que amistad, llevábamos tres años compartiendo piso...y con ello angustias y miedos, alegrías y penas. Ahora cuándo entraba en casa, el silencio  dolía y la soledad me embargaba. A los pocos días de morir Uxía, una de las fotos en las que estábamos los dos juntos en la playa, se cayó de la estantería. Por la noche, cuándo la vi al llegar de trabajar, la coloqué en su sitio y recordé el día que ella me había llevado a la casita de su abuela, en el norte de Galicia y me enseñó todo aquél paisaje verde y hermoso. No le di mayor importancia y coloqué la foto en su sitio. Pero siguieron ocurriendo detalles a los que yo no les daba importancia. Las luces se me apagaban en los momentos más inoportunos. Llamé a los electricistas pensando que era la instalación eléctrica del piso, pero después de una minuciosa inspección, me dijo que todo estaba en orden. Un día, estando yo sentado delante del ordenador, volvió a caerse la foto en las que estaba yo con Uxía. Estaba yo mirando para ella, por lo que la vi caer y nada la empujo. Sencillamente se cayó. Me levanté y fui a ponerla en su sitio. Miré el marco por si estaba roto y se abrió la parte de atrás cayendo al suelo la foto y un papel. Recogí el papel del suelo y en el ponía " la casa de la abuela". Yo no entendía que quería decir eso. No sabía lo que tenía en casa de su abuela como para dejar un papel en el que escribiera esa nota sin sentido.

Una noche vino la hermana de Uxía a recoger sus cosas. Era su hermana pequeña, Lola. Entre los dos recogimos su ropa del armario...su ordenador...todas sus pertenencias las fuimos metiendo en bolsas. Estábamos en silencio, sin embargo yo oía como un siseo detrás de mí todo el tiempo. Lola, me dijo si no me importaba que dejara su ordenador allí unos días, que pronto vendría a buscarlo. Mientras tanto podía entrar en él y trabajar si me hacía falta. Me pidió que le anulara a su hermana las cuentas de correo, su facebook y demás cosas que pudiera tener ella abiertas. No era una tarea difícil. Uxía tenía libretas donde anotaba todo y mirando el historial podía llegar a muchas partes. De todas formas, ante problemas que pudiera tener, llamaría a Antonio, mi amigo que era un hacker del ordenador. No había nada que se le resistiera. Prometí ponerme esa misma noche manos a la obra y dar de baja todas las cuentas de Uxía."

19 comentarios:

  1. Señales que siempre pueden decirnos algo.
    Magnífico Relato que esta lleno de sorpresa e incertidumbres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que tendrá continuación ¿no? pues ya te lo comentaré cuando lo acabes. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  3. !!Hola,midala!!

    Me ha dado miedo.Y creo en q toda nuestra energía no se puede evaporar así como así.Demasiada fuerza para no dar señales de existencia.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Ya nos vuelves a dejar con ganas de más, jejeje. Espero que pronto publiques la continuación. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Midala: no dices si continua , pero presumo que así debe ser. Hasta aquí, esta interesante la historia, veremos como sigue...


    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Esto empieza bien... engancha. Espero el próximo capítulo con impaciencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Huyyyyy!!! Que final fatal va a tener el pobreeee!!!

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Espero con muchas ganas la continuación, Midala.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  9. Este relato promete y espero poder leer la continuación, pero hoy quiero dejarte mi sincero abrazo, mi deseo de salud, paz y amor para ti y todos tus seres queridos y que sigas siempre por aquí junto a nosotros.

    Cuídate mucho

    ResponderEliminar
  10. habrá que ver cómo continua la historia, de momento, promete.

    ResponderEliminar
  11. Y nos dejas con la intriga, querida amiga.
    ¿Se encontrará algo en el ordenador? ¿Con las señales que te manda te querrá decir alguna cosa?
    Bueno, en realidad yo sólo venía a desearte una muy FELIZ NAVIDAD Y UN MEJOR 2013.
    Me he acordado de ti y no quería que se pasasen estos días sin felicitarte.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Hola,querida amiga, quiero pedirte disculpas por el tiempo sin pasar a leerte y comentar como te mereces, la maldita falta de tiempo, pero sobre todo para desearte la mejor de las Navidades posibles. Un enorme beso. Ojalá pronto pueda volver a estar con todos vosotros. FELICES FIESTAS.
    (Perdonad por los "Copia y pega" el maldito tiempo)

    ResponderEliminar
  13. ¡Me atrapó la historia! veremos como sigue.
    Te deseo un Feliz Año Nuevo deseando todo lo mejor para ti y los tuyos. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Cuántas historias me perdí ya que hace rato no pululo por los blogs... Pero no quería que termine el año sin desearte TODO lo mejor, querida amiga, y dejarte un MUY fuerte abrazoooo, Midalita.

    Un chin-chin virtual, pero chin-chin al fin... y a brindar por esperanza, el amor, la paz y la amistad. ¡Salud!

    ResponderEliminar
  15. Feliz Año, mis mejores deseos y bendiciones para tí y tu familia.

    Mil besotessss

    ResponderEliminar
  16. FELIZ AÑO NUEVO

    Mis mejores deseos para ti y los tuyos mi querida Midala.

    Un muy fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Esperando la continuación, :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. I've been browsing online greater than three hours lately, yet I never discovered any interesting article like yours. It's
    lovеly price еnough for me. Pеrsоnаlly,
    if all ѕite ownегs and blοggers made just right contеnt as you dіd, the
    web will bе much mοre helpful than ever before.


    My blog post - budowa basenu ogrodowego

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!