Seguidores

lunes, 1 de agosto de 2011

La niebla

Iba conduciendo cuándo un banco de niebla apareció de repente. Me impedía conducir pués era demasiado espesa para que pudiera ver aún con las luces puestas. Hoy, había decidido dar un paso adelante en mi vida, y acercarme al punto exacto donde el destino me había jugado la peor pasada de mi vida. Y en ese punto exacto, apareció el banco de niebla.



Yo venía conduciendo y sollozando, era ya algo habitual en mí ultimamente. Mis ganas de llorar eran continuas. Estaba inmersa en una profunda depresión. La depresión que te produce la pérdida de un hijo. Marcos había muerto hacía unos meses en un accidente de tráfico. Ese día, me había enfadado con él...no estaba estudiando lo suficiente...le grité...le dije que estaba desperdiciando su vida...le llamé idiota....y él se marchó para no regresar. Mi vida se paró en ese instante y la tristeza, la rabia y los remordimientos me hacían imposible reanudar mi vida.El dolor me desgarraba por adentro, y ya nada tenía sentido. Yo tenía la culpa del accidente de mi hijo, si no me hubiera enfadado con él...nunca hubiese cogido el coche a esa hora y seguro que no conduciría como un loco.

La niebla me hizo parar en el arcén. Seguí recordando y llorando. Pasó mucho tiempo...me quedé medio adormilada en el coche cuándo una voz me despertó. Era Marcos, que desde la niebla me llamaba.

- Mamá, no te sientas culpable. Estoy bien. El tío Arturo me acompaña, soy felíz y quiero que tú lo seas.No fué tu culpa, quise poner música y perdí el control. Te quiero, vive por mí mamá. Déjame irme, tengo que irme...adiós mamá.

Salí del coche gritando. Veía a Marcos en la niebla. Me decía adiós con la mano.Desesperada sin saber si lo que veía era cierto le gritaba a mi hijo que lo quería, que no se fuera, que lo necesitaba para vivír . El asentía y se alejaba sonriendo... y la niebla desapareció.

Nunca le conté estos acontecimientos a nadie. No me lo creerían, pero yo, me había podido despedír de mí hijo. Ahora sabía que yo no era culpable del fatal desenlace, que mi hijo no había muerto por mi culpa. La fatalidad fué la única culpable.

La esperanza es lo último que se pierde.

21 comentarios:

  1. Estoy de vacaciones todo el mes de agosto, hasta entonces te dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia
    Espero que dure todo este mes jaja!!

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Midala: Es un escrito que dentro de la tragedia tiene ese punto de consuelo tan importante para una madre. Está muy bien escrito, mi niña. Felicidades. Espero poder publicar el comentario porque en los anteriores posts me ha tirado para atrás. Si me permites una sugerencia deberías poner un correo en tu perfil para poder contactar contigo.

    Brisas y besos.

    ResponderEliminar
  3. Va contra natura perder un hijo, supongo que es algo que no se supera nunca.

    Horrible conducir con niebla espesa, no lo soporto.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. La mente nos hace creer cosas que no son. A veces, nada es lo que parece, sólo hace falta descubrirlo.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Nunca se vuelve de la tragedia de perder un hijo. Pero hay que seguir viviendo como se pueda.

    La vida nunca puede ser explicada.

    Un beso.

    Carlos de Apenas penas.

    ResponderEliminar
  6. Nacida en Africa, te permito tooodo lo que quieras a tí y a tod@s, faltaría más.Mi correo es midalalopez@yahoo.es y si, tienes tooda la razón del mundo,creí que ya lo había puesto...sorry.Creo que el punto de consuelo tenemos que encontrarlo en donde podamos...Mil besossss y mil gracias

    ResponderEliminar
  7. jajajajajjajaa ni yoooo maría no soporto la niebla y ayer...conduciamos con niebla y por eso se me ocurrió. Milllllllll besos y mil gracias

    ResponderEliminar
  8. Ion...cierto, la mente muchas veces nos juega malas pasadas o en este caso...buenas pasadas...o no era la mente y era cierto...¿quien sabe??besitossss y millllllllllllll graciassss

    ResponderEliminar
  9. Cierto carlos pero creo que esa tragedia en particular es imposible de digerir y de superar. Toquemos madera!!!!Mil besos y mil graciasssss

    ResponderEliminar
  10. Madre disfrute de sus vacacionesssss!!!su besito me llegó lleno de ternura!!!!!Millll besitos y la esperamos a la vuelta!!!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Emocionante! Una situación que desgarra el corazón de una madre: palabras dichas, otras que no alcanzaron a decirse; una sensación de culpa que carcome el alma y no encuentra consuelo. Pero realidad o no, un sueño o una fantasía, fue lo que echó un manto de piedad a un corazón destrozado. Y al darle una bocanada de sosiego podrá seguir transcurriendo sus días -no sin pena; creo que eso jamás e superará- pero sí logró arrancarse ese puñal que la tenía ahogada. Magnífica historia, Midala. Un beso grande !!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Me quejo! ¡Diez veces me quejo! La escritora Diana Profilio me ha quitado el comentario ¡dile que me lo devuelva, por favor!
    Amiga, Midala, no sabes el abanico de emociones que se arremolinan en el lector con la sola tragedia de la protagonista; lo bueno que, como autora, le das una esperanzadora salida y eso alivia al lector.
    Un abrazo y gracias por escribir estos relatos.
    (¿Sabes que tu personaje Mercedes, sigue rondándome la mente?)

    ResponderEliminar
  13. ¡Ahora me quejo yo! Julio Díaz-Escamilla, y Diana Profilio ambos escritores me han quitado el comentario,Gruuuuu.
    La niebla que enlutaba el alma de la madre la llevaba a la depresión,perder un hijo es desgarrador. Solo tu pluma hizo del relato un mensaje esperanzador,él estaba bien junto a su tío.Las cosas sucedieron por descuidos, no debía cargar culpas por su maltrato verbal.
    Si bien esto surge de tu imaginación,el duelo por las pérdidas es natural, pero la depresión, la culpa, hunden a las personas en un pozo a veces sin salida. Por lo que debemos ser fuertes sin ser insensibles,para continuar.Así desean vernos los que parten.
    (al menos así lo pienso yo)
    Un fuerte abrazo,amiga!!

    ResponderEliminar
  14. Diana,creo que...tienes razon!!!!:):) Esa mujer necesitaba creer, necesitaba poder seguir viviendo y real o ficcticio ella pudo continuar con su vida!!!Milll besos y millll gracias

    ResponderEliminar
  15. Me encantaaa que don julio se pelee por unas letras jajajjajajajaja.Intento que el final no sea tan duro como fué el relato pero...creo que cualquier final que se le ponga a este relato...es demasiado para digerirlo!!!!¿¿¿Qué le pasa a la buena de mercedes??????Es bueniiiisima no????Una mujer de bandera,que daba ilusión perooo que también la necesitaba!!!Millll besos don Julio y millll graciass

    ResponderEliminar
  16. Me encantaaaaaa Migue también se pelea por unas letras!!!!!!!vais a montar una batalla campal!!!Era justo ponerle a esta mujer un final no tan trágico, una gotita de esperanza...que su duelo se hiciera un poco más...llevadero.
    Milll besos migue y millllllll graciasssss

    ResponderEliminar
  17. Hola, paso a devolver la visita y a conocerte mejor. Espere que también me des permiso para quedarme porque después de este relato me entusiasmo con las demás cosas que pueda encontrar en tu blog.
    Me gustó mucho este relato, me interesan los escritos que exhiben los hechos sobrenaturales, misteriosos y sentimentales que nacen de la vida diaria.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. HALO


    El olor de la casa tiene la alquimia de tu piel.
    Entre tu cintura y tus caderas
    sobresale un ánfora.
    Ríes sin que te alcance a oír
    y esa alegría debe ser jardín saturado
    o mar descompuesto.

    Cada amor gozado
    es una hazaña irrepetible.

    Tu recuerdo es esta luz que no flaquea.

    ResponderEliminar
  19. Gracias Emmanuel!!!es un placer tenerte por aquí y sobre todo que te sientas a gusto!!!!!Besitos

    ResponderEliminar
  20. Precioso Anuar,eres una gran poetisa!!!!!!!!!Voy a conocerte mejor.Mil besos

    ResponderEliminar
  21. jajajaj Ya restituí el comentario "reclamado", para que no ande quejándose por ahí... jajajajaj

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!