Seguidores

lunes, 3 de septiembre de 2012

Tú las mataste

"Cuando miro las fotos de mis niñas, me parece todo irreal....es como si todo fuera una pesadilla....un mal sueño del que me acabaré despertando. Pero miro a mi alrededor...y la vida sigue....y nada es un sueño....toda esta tragedia es real. Tiré tus fotos, solo dejé las de ellas....mis amadas niñas, mis adoradas hijas...Tú no eras su padre, tú eras un monstruo al que quisimos, al que esperábamos para cenar y le planchábamos la ropa...al que amabamos y respetabamos...pero te escondías debajo de esa piel de cordero y nos engañaste a todos, te creíamos una persona buena y trabajadora....fiel...cariñoso....bueno...y resultaste ser nuestra peor pesadilla....dejaste que nacieran en nosotros sentimientos que jamás habíamos tenido...que ni tan siquiera sabíamos que existían...tú nos mostraste la palabra odio, rabia, desesperación, angustia, terror, vacio....muerte...

Mi vida era feliz hasta que apareciste tú...y lo siguió siendo hasta que ocurrió lo que ocurrió...Yo ya estaba separada y tenía a mis dos soles de niñas...tú lo comprendiste perfectamente y te acoplaste al papel. Nunca quisiste ejercer de padre con ellas pero si las tratabas como tal...les dabas cariño...educación....les enseñabas a ser felices...yo creía que éramos una familia feliz como tantas otras y por fin creía que había recuperado la estabilidad que tanto ansiaba. Mis hijas te adoraban y tú estabas orgulloso de ello. Hacíamos lo que hacían todas las familias...íbamos juntos al parque....comíamos juntos los fines de semana....jugábamos con las niñas....yo me creía muy feliz...estaba muy enamorada de ti... y las niñas te querían.

Pero debajo de ti...se escondía un ser maligno, el mismísimo demonio con piel de cordero. Ahora puedo ver en tus ojos ese odio que escondías, tú mirada fría y heladora que nunca supe ver... ¡Como pudo escapárseme ese odio oculto! Seguro que mirabas a mis hijas y pensabas que eran un estorbo para nuestra relación...tú me querías toda para ti y nunca lo supe. No querías compartirme con nadie, ni siquiera con mis hijas y cuándo me di cuenta era demasiado tarde...tú te encargaste de que no molestaran nunca más...de que mis pequeñas nunca más volaran a mis brazos y de que sus tiernas sonrisas no volvieran a resonar en casa....tú me hiciste el peor daño que puede recibir una persona...tú conseguiste que no volviera a sonreír y que solo desee irme con mis niñas...

 Ayer te vi en un periódico. Salía tú foto y a pesar de que me esconden todo, pude verte. Vi como disfrutabas con la situación que habías creado. Por fin, eras el centro de atención de todo el mundo. Te jactabas ante la prensa de lo que habías echo y sonreías cuándo debieras de llorar...porque eres un monstro....porque careces de sentimientos y de bondad....porque sabías perfectamente lo que hacías....!!Mí no me puedes engañar!!  Dices que fue en un momento de enajenación...que estabas deprimido....¡¡mentiroso!! Tú no estabas deprimido, sabías lo que hacías en cada momento y lo que querías era hacerme daño...ese daño infinito que me causaste...ese dolor tan profundo que ahora llevo es el que me lleva a la locura y a perder la razón....ese dolor que tú querías que tuviera...ya lo tengo. ¿Estas contento? el dolor no me deja vivir....es demasiado fuerte...era esto lo que tú querías...hacerme un daño infinito...mientras tú te jactas de ello diciendo que estás loco....que perdiste la razón cuándo te dije que te iba a dejar....que no querías hacerlo pero cuándo recobraste el sentido fue cuándo te diste cuenta de lo que habías llegado a hacer.¡¡ Maldito embustero!! Cuándo te pregunté por qué....te reíste...me miraste con una rabia infinita y me dijiste bajito...."ahora sabrás lo que es sufrir".


Niñas mías.... ¿me veis? ¿Podéis verme?... mamá pronto estará con vosotras."



 PD.Las últimas noticias leídas en los periódicos me parecieron alarmantes. Me impactó muchísimo, el saber que ese padre había podido hacerles daño a sus hijos y....de ahí este relato. Por supuesto....este es ficticio y fruto de mi imaginación.

15 comentarios:

  1. Impactante y Trágico Relato.
    Esas personas con piel de cordero, rencor y llenas de posesión.
    Magnífico Relato, Midala.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tu relato magnifico. Ese padre tan frio, dañino y mas, merece ignorancia y justicia. besos

    ResponderEliminar
  3. Tremendo relato, bien logrado
    Hay seres asi, monstruos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Relato muy bien construído, tratado, y presentado...

    Saludos
    Mark de Zabaleta

    ResponderEliminar
  5. Es terrible lo que relatas y que sabemos existe porque lo leemos en la Prensa. Esos tipos han escapado de todo análisis psiquiátrico y han sido siempre un terrorífico peligro social, pero por ahí andan bastantes así.

    Muy bien relatado, Doña Midalita.

    ResponderEliminar
  6. Del relato se desprende el horror de toda una sociedad al constatar por enésima vez la vulnerabilidad de los más débiles, los niños, a manos de progenitores locos y desaprensivos.

    Les resulta relativamente fácil a estos monstruos esconderse tras una enfermedad psiquiátrica en una sociedad que niega el mal en sí mismo y deseosa de poner etiquetas a todo lo que no puede comprender.

    Dias tristes para todos midalita, muy bien por recordárnoslo.

    ¡Y besito! ;)

    ResponderEliminar
  7. Hola, Midala. Creo que has elegido muy bien la forma de monólogo interior para contar, a través de los pensamientos y sentimientos de una madre, toda una historia de principio a fin. Una historia que vamos descubriendo a medida que ella recuerda los hechos y los sentimientos que tuvo en cada momento. No es un tipo de narrador fácil el que has elegido y lo has resuelto con mucha habilidad. Te felicito. Te haría una única observación, echo de menos alguna alusión al motivo por el cual un marido y padre maravilloso pasa a ser un monstruo. Si no estaba mentalmente enfermo, me falta saber cómo o por qué se produjo ese cambio que le llevó a hacer lo que hizo. Es una impresión personal, por lo demás un relato estupendo. Midala, te superas día a día. Un besito fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si lo lees despacio Marta, verás que sencillamente es un hombre malo, como tantas personas que existen en el mundo. Después alegará que estaba loco...deprimido...que no sabía lo que hacía...pero sencillamente es malo.
      Milllll besitosss

      Eliminar
  8. De verdad que no encuentro un dolor mas profundo que el de una madre que pierde a sus hijos, y si encima es de este modo ya es insoportable.
    Desgraciadamente lo estamos viendo, está sucediendo en realidad.
    Como puede haber seres tan malignos?
    Sinceramente yo soy muy pacífica, pero si alguien le hiciera eso a mis hijos, no respondo de mis actos.
    Luego si quieren la justicia que haga su trabajo conmigo, que me encierren de por vida, no importa, pero ese ser, no quedaría impune.
    Cuando me sale la vena maléfica, daría miedo a la mismísima Cruella de Vil. Dios! como puede haber personas asi? sin remordimientos, con tanta crueldad dentro. Como pueden vivir?

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  9. Lo peor de esto, es que muchos van por la calle y ni siquiera saben que tienen este mal. Es cuando lo que sea en su mente, les empuja a ello y lo hacen, entonces es cuando les miran los especialistas y dan un diagnostico.

    Besos milllll!!!!

    ResponderEliminar
  10. Un relato de extrema crudeza, Midala, en el que nos haces sentir no sólo el dolor que la historia nos produce -que es mucho- sino el peso de las conciencias por la sociedad de la que formamos parte y a la cual no llegamos a cambiar.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa, cuando te leía, pensaba en esas actrices y hombres famosos que salen por la tele en Argentina, que cuentan todos sus trapitos sucios. A veces, cuando les escucho en las horas de comida, pienso que están vacíos por dentro.
    Tu historia aunque ficticia, es unan realidad como la copa de un pino. Dios nos libre de seres tal malvados.
    Con ternura
    Sor.Cecilia
    Estoy muy bien en este bello país, pero con mucho trabajo en los eventos literarios

    ResponderEliminar
  12. Pues algo muy parecido a lo que cuentas tan bien debió suceder en realidad Midala. Es de esas noticias que no acabas de creerte por pensar que son imposibles, pero sucede desgraciadamente.

    Muchos besoss MiDAlA!!!

    ResponderEliminar
  13. Estremecedor.
    Como lo que hizo el monstruo ese.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Esa es la palabra mountruoso...

    Besitos Midala, no imaginas la alegría que me dió verte.

    Cuídate mucho

    ResponderEliminar

Deja tú opinión, me ayudarás a mejorar. Habla ahora...es tú momento y tú espacio. Te estaré muy agradecida sea cual sea tu opinión. Adelante!!!Atrévete!!!